Ánodo de magnesio de 60 mm hexagonal

Te preguntarás: ¿Qué son los ánodos? Los ánodos son piezas de zinc, magnesio o aluminio que se instalan en cualquier parte sumergida de nuestra embarcación para combatir la electrolisis. Bien, ahora te preguntarás: ¿Qué es la electrolisis? Es la corrosión electrolítica, una deterioración de los metales provocada por la formación de una corriente eléctrica entre metales sumergidos de distinto potencial en situaciones marítimas. Te hablaremos un poco acerca de Ánodo de magnesio de 60 mm hexagonal a continuación, el mejor para cuidar tu embarcación. Este es un ánodo usado en aguas de ríos, lagos, lagunas, entre otros.

¿Por qué se instalan ánodos?

Como son metales de menor potencial se descomponen evitando así la descomposición del metal de mayor potencial como ejes, hélices, flaps, etc., manteniendo así en óptimo funcionamiento nuestra embarcación. El zinc sigue siendo el metal más usado en la fabricación de ánodos marinos porque es el más fiable en su ámbito, aunque a altas temperaturas no es muy adecuado por su tendencia a la pasivación por lo que también es usado el magnesio, que soporta dichas adversidades. Por eso te ofrecemos Ánodo de magnesio de 60 mm hexagonal para que tu embarcación salga a flote.

Para ejes te recomendamos el uso de este metal. Vigila de desgaste de los ánodos que están instalados en tu barco, siempre mantén un ojo sobre ellos para que tu barco esté siempre al óptimo rendimiento y bien mantenido. Te recomendamos sean cambiados cada año cuando realices el mantenimiento de tu carena. En nuestra página te ofrecemos siempre una amplia cantidad de modelos diferentes como el ánodo Radice con base de latón y tuerca está fabricado en zinc, nuestro Ánodo de magnesio de 60 mm hexagonal, el ánodo collar de zinc, ánodo collarín de zinc, ánodo Radice hexagonal, ánodo Radice con chaveta o el ánodo de zinc mini para pequeños ejes y muchos otros modelos más. No te olvides de montar las arandelas inoxidables para montaje de ánodos. Mantente siempre al tanto de tu querido barco.

Consejos para mantenimiento de ánodos:

–  No dejar, nunca, que llegue hasta el desgaste completo.

–  Sustituir por un modelo conforme a la superficie a proteger y el tipo de agua.

–  Cualquier fuga eléctrica incrementa la corrosión.

–  No pintar encima de un ánodo, ni su emplazamiento, siempre debe estar en contacto con el metal.

–  Solo utilizaremos los tornillos servidos con la pieza.

–  Si sacamos el barco del agua, eliminaremos la corrosión con un cepillo metálico.

–  Si tenemos dudas, lo mejor es sustituirlos.

–  Al pintar el casco, aplicar antifouling o cualquier otra operación, cambiaremos los ánodos después de pintar.

–  Es importante destacar que un ánodo sin desgaste es señal de que no cumple con su función.

Mantén tus circuitos internos protegidos, instala también ánodos en los conductos de enfriamiento te puedes ahorrar una gran avería. Somos profesionales en el área y queremos lo mejor para ti y tu embarcación. Sigue los consejos que acabas de leer y te aseguramos que disminuirás de manera drástica las probabilidades de algún accidente que te deje varado en aguas dulces.

 

Anuncios