Balsas Salvavidas

Las balsas salvavidas son aquellos elementos que las personas desean no tener que llegar a utilizarlos, pero que son bastante útiles si se presenta el caso de hundimiento o incendio en barcos o lanchas. Dichas balsas con el tiempo han evolucionado bastante dejando de ser exclusivamente rígidas, para pasar a ser hinchables, mejorando notablemente la seguridad y la calidad, salvando muchas vidas a lo largo de la historia.

Qué tamaño debe tener las balsas salvavidas

Las balsas salvavidas deben tener capacidad para poder albergar al menos el 100% de la tripulación. Por lo que dichas balsas salvavidas deben estar relacionadas con el número de personas que se encuentran presentes en dicho barco. Ya que si normalmente se navega con poca tripulación es más conveniente y recomendable disponer de dos balsas salvavidas pequeñas que de una grande debido a que las pequeñas son más ligeras y mucho más fáciles de manejar. Un barco que está capacitado para ocho personas normalmente es tripulado por dos o cuatro personas por lo que debería de llevar dos balsas salvavidas de cuatro personas cada una, aunque dicha opción puede ser más costosa, pero, más segura.

Revisiones obligatorias de las balsas salvavidas

Las revisiones de las balsas vendrán determinadas por la legislación vigente en cada país, cuyo dato que siempre debe quedar registrado en una placa identificativa, donde va a aparecer la fecha de la última revisión y el período de validez de la misma. Va a resultar bastante importante mantener dicha revisión actualizada, no solo por el estado de la balsa, sino también por la caducidad de dicho equipo de supervivencia. La revisión será realizada por un centro especializado en este tipo de tareas. La legislación actualmente en muchos países obliga a la revisión de todas las balsas cada año, y a la prueba hidráulica del cilindro de aire cada 5 años.

Estiba o conteiner para balsas salvavidas

A la hora de elegir el envoltorio de las balsas el cual sea el más adecuado a nuestras necesidades, principalmente debemos medir diversos factores como pueden ser el peso, el tipo de navegación, el espacio disponible o el lugar de estiba. Siendo bastante evidente que si se desea a dejar la balsa estibada a la intemperie en la cubierta, expuesta a diversos daños como los rayos del sol, lo que se aconseja es hacer uso de un conteiner, el cual va a impedir el paso de la humedad y protegerá de golpes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s