Ánodos Náuticos de Sacrificio

Los ánodos náuticos de sacrificio son estructuras principalmente utilizadas para evitar la corrosión de estructuras metálicas incrustadas o sumergidas. Dichos elementos son elaborados con un tipo de aleación metálica para así proteger la estructura ante cualquier tipo de oxidación. El diseño de un ánodo galvánico o también denominado ánodo de sacrificio se debe considerar su vida de servicio, el tipo de recubrimiento y el tipo de estructura, para lo que se realiza una medición de la cantidad del material con el que se quiere proteger dicha estructura por el tiempo que sea necesario.

Importancia de Ánodos de Sacrificio

La importancia de los ánodos de sacrificio está basada en controlar los avances de corrosión, por lo que se considera el método más conveniente en lo que abarca lo protección catódica.

Tipos de Ánodos de Sacrificio

Los materiales principales más usados como ánodos galvánicos o ánodos de sacrificio encontraremos el magnesio, el zinc y el aluminio.

  • En el caso de los ánodos fabricados de zinc y los de aluminio son utilizados principalmente en agua salada donde generalmente la resistencia es menor. El aluminio se caracteriza principalmente por tener un peso mucho más ligero y una capacidad mayor que la del zinc. Considerándose el zinc como el material menos adecuado para su uso en el caso de altas temperaturas, ya que tiene la capacidad de volverse menos negativo lo que puede ocasionar que el ánodo deje de funcionar
  • Los ánodos de sacrificio de magnesio se usan más que todo en los calentadores de agua, y en aquellos barcos que son de agua dulce debido a que el magnesio es más negativo que los otros 2 metales siendo el más adecuado para aquellas áreas donde la resistencia o resistividad sea mayor

Ventajas y Desventajas de los Ánodos de Sacrificio

  • Ventajas:
  1. El mantenimiento de los ánodos suelen ser bajos después de su instalación
  2. La instalación de dichos ánodos suele ser relativamente rápida
  3. Estos ánodos no requiere de alguna fuente de alimentación externa
  4. Ellos serán útiles y eficaces para la protección de ciertas estructuras que se encuentran aisladas eléctricamente
  • Desventajas:
  1. La corriente es limitada y a su vez baja
  2. En el caso de protección de superficies grandes, la vida del ánodo puede ser limitada
  3. Este método no suele ser muy práctico cuando se utiliza en un suelo con muy baja o muy alta resistencia

Balsas Salvavidas

Las balsas salvavidas son aquellos elementos que las personas desean no tener que llegar a utilizarlos, pero que son bastante útiles si se presenta el caso de hundimiento o incendio en barcos o lanchas. Dichas balsas con el tiempo han evolucionado bastante dejando de ser exclusivamente rígidas, para pasar a ser hinchables, mejorando notablemente la seguridad y la calidad, salvando muchas vidas a lo largo de la historia.

Qué tamaño debe tener las balsas salvavidas

Las balsas salvavidas deben tener capacidad para poder albergar al menos el 100% de la tripulación. Por lo que dichas balsas salvavidas deben estar relacionadas con el número de personas que se encuentran presentes en dicho barco. Ya que si normalmente se navega con poca tripulación es más conveniente y recomendable disponer de dos balsas salvavidas pequeñas que de una grande debido a que las pequeñas son más ligeras y mucho más fáciles de manejar. Un barco que está capacitado para ocho personas normalmente es tripulado por dos o cuatro personas por lo que debería de llevar dos balsas salvavidas de cuatro personas cada una, aunque dicha opción puede ser más costosa, pero, más segura.

Revisiones obligatorias de las balsas salvavidas

Las revisiones de las balsas vendrán determinadas por la legislación vigente en cada país, cuyo dato que siempre debe quedar registrado en una placa identificativa, donde va a aparecer la fecha de la última revisión y el período de validez de la misma. Va a resultar bastante importante mantener dicha revisión actualizada, no solo por el estado de la balsa, sino también por la caducidad de dicho equipo de supervivencia. La revisión será realizada por un centro especializado en este tipo de tareas. La legislación actualmente en muchos países obliga a la revisión de todas las balsas cada año, y a la prueba hidráulica del cilindro de aire cada 5 años.

Estiba o conteiner para balsas salvavidas

A la hora de elegir el envoltorio de las balsas el cual sea el más adecuado a nuestras necesidades, principalmente debemos medir diversos factores como pueden ser el peso, el tipo de navegación, el espacio disponible o el lugar de estiba. Siendo bastante evidente que si se desea a dejar la balsa estibada a la intemperie en la cubierta, expuesta a diversos daños como los rayos del sol, lo que se aconseja es hacer uso de un conteiner, el cual va a impedir el paso de la humedad y protegerá de golpes.